Más de un millón de personas han empleado el autobús urbano para desplazarse por la ciudad desde la víspera de las fiestas del Pilar. El Ayuntamiento de Zaragoza considera que esta cifra es muy buena y demuestra que los ciudadanos han ido adquirido conciencia de la importancia de emplear el transporte público para descongestionar la red viaria urbana. Desde el pasado viernes, 1.056.635 personas se han subido a alguno de los vehículos de TUZSA, que ha puesto en la calle toda la flota disponible para dotar del mejor servicio posible a la ciudadanía. No hay ningún autobús en cocheras.

Fuentes municipales resaltaron los buenos datos obtenidos, que esperan que todavía sean mejores a partir de mañana por la tarde, con el inicio del puente del Pilar y la llegada masiva de visitantes que duplican con creces la población normal de la ciudad. Sin embargo, desde el consistorio están muy sorprendidos con la elevada cifra de ciudadanos que emplearon el autobús el pasado viernes. Fueron 442.014, mucho más alta de lo normal. Muchos más que el día del pregón o el primer día completo de fiestas. Esas dos jornadas, utilizaron el autobús 341.041 y 273.580 personas respectivamente. La media diaria de desplazamientos por este medio de transporte en un día laborable está en torno a los 300.000.

En el Ayuntamiento están satisfechos con la respuesta ciudadana y su concienciación, al haber optado por el transporte público y dejar el coche en casa para evitar el colapso circulatorio. Aunque no hay todavía datos concretos que puedan confirmar esta teoría, la Policía Local ha constatado en los últimos días un descenso del tráfico de vehículos privados por las calles de Zaragoza. Y algunas medidas adoptadas para descongestionar el centro, como el cierre al tráfico de Echegaray y Caballero salvo los camiones de reparto y usuarios de aparcamientos subterráneos han surtido su efecto.

DOS SEMANAS Responsables de la Policía Local confirmaron a este diario que ayer hubo un tráfico más fluido que en otros días laborables del Pilar, comparando con ediciones anteriores. Y apenas era ligeramente superior al de un lunes normal.

La policía aseguró que esta tendencia se viene constatando desde hace un par de semanas, a pesar de que todavía no ha realizado los recuentos numéricos que lo confirmen. De momento, el inicio de las fiestas no ha causado graves transtornos de tráfico, sino más bien todo lo contrario. Asimismo, los repartidores de mercancías de la calle Don Jaime --que mostraron inicialmente reticencias al cierre de Echegaray y a la limitación horaria para hacer su trabajo-- pudieron realizar sus cargas y descargas sin problemas.

La Policía Local considera que a partir del miércoles aumentará considerablemente el tráfico. El cambio de sentido del Puente de Piedra tampoco ha causado problemas, salvo algún conductor despistado o algún visitante de la ciudad que desconocía las normas. Los expertos consideran que lo único que podría perjudicar este buen inicio de fiestas en lo que a movilidad se refiere sería que empezara a llover, lo que provoca un aumento de un 10% o 15% del tráfico. El ayuntamiento estima que en Zaragoza se realizan diariamente un total de 1.600.000 desplazamientos, incluido el transporte público, privado y los trayectos a pie.