Los primeras investigaciones policiales apuntan a que el grupo de vándalos que destrozó el colegio zaragozano Condes de Aragón el pasado domingo eran personas relacionadas con el centro, por su manera de entrar y moverse en el recinto.

Fuentes policiales afirmaron que la investigación se encuentra en su primera fase y que puede prolongarse hasta principios de la semana que viene. Por el momento se han recopilado datos, valorado y recontado los daños y se está tomando declaración a profesores, trabajadores e incluso alumnos. Las primeras conclusiones arrojan que varias personas realizaron el asalto, por el gran volumen de los desperfectos, y que estaban relacionadas con el colegio, ya que conocían el recinto y se dirigieron directamente a las zonas que les interesaban, como la sala de ordenadores.

Personal del centro señaló que durante la jornada de ayer profesores, padres y alumnos trabajaron para dejar el colegio como estaba antes del asalto, que ya está casi todo organizado y ha sufrido un cambio "radical".