LA QUINTA ENTREGA DEL DIARIO DEL INMIGRANTE SENEGALÉS MOUSSA SYLLAH, QUE SE PUBLICARÁ MAÑANA, TRATARÁ DE CÓMO APRENDE EL OFICIO DE FONTANERO COMO MEDIO PARA ENCONTRAR UN TRABAJO. LA CAPACITACIÓN LABORAL PUEDE SER LA PUERTA PARA LA REGULARIZACIÓN.¿Cómo se dice en español ´je cherche du travail´ (busco trabajo)?". Eso fue lo primero que preguntó el senegalés Moussa Syllah a principios de este mes, cuando comenzó a asistir a diario a las clases de español para inmigrantes que se imparten en el centro sociolaboral que la Fundación Ozanam regenta en la calle de Boggiero, en el Casco Antiguo de Zaragoza.Lo que Moussa quiere es ponerse a trabajar lo antes posible para ganar dinero. Por eso las clases que recibe son eminentemente prácticas. "Les enseñamos expresiones del mundo laboral, sobre todo órdenes, como ´¡Acércame el mortero!´, ´¡Para!´, ´¡Ya vale!´ y ´¡Dame la llana!´", explica su profesora, Carmen Abad.Cada palabra que aprende Moussa, al igual que sus paisanos Chek y Ousmane, es como una herramienta para ganarse la vida.Él quiere presentarse en una obra y no titubear cuando el capataz o un compañero de tajo le hable del cemento, de los ladrillos o de la pala. Sabe que solo podrá sobrevivir si, además de currar como el que más, hace lo que se le dice deprisa, sin poner cara de interrogación.Al trabajo le sigue en importancia el vocabulario de la salud, comenta Carmen. "Enseguida quieren saber cómo se dice que te duele la tripa o la cabeza y qué tienen que hacer para pedir una receta", añade la profesora, que tiene muy buen concepto de los senegaleses."Aquí, en clase, destacan por la facilidad con que se adaptan a las normas, por su deseo de integrarse en el grupo", afirma."Además --continúa-- siempre están contentos, pese a que muchos de ellos están en situación irregular, sin trabajo y sin pasaporte siquiera".Moussa llegó a Zaragoza el pasado mes de agosto sin saber una sola palabra de español. Aún no se ha soltado, "pero en cuestión de un mes empezará a chapurrearlo sin problemas", apunta Carmen, que sigue su evolución día a día.La clase de lengua dura una hora. La primera media hora se dedica a la escritura, y el resto del tiempo, al lenguaje hablado, al vocabulario, la lectura y la comprensión oral."Moussa es capaz de distinguir las letras del alfabeto y escribir palabras sencillas, como oso, casa o sal, pero con algunos de sus compatriotas hay que partir prácticamente de cero, porque son analfabetos", indica la profesora.Con todo, por lo general, los inmigrantes aprenden enseguida el nuevo idioma, "y el proceso de aprendizaje no es tan lento como cuando enseñas a los niños".Las fórmulas coloquiales para saludarse (´¡hola!´, ´¿qué tal?´, ´¡buenas tardes!´) también figuran en el programa de Carmen. "Son palabras útiles, porque les ayudan a entablar una conversación, algo fundamental para no sentirse extraños en su nueva patria", subraya.Claro que Moussa Syllah se hace pronto con las sutilezas del idioma. De hecho, tras la primera clase de español ya no decía "busco trabajo", sino

¿Cómo se dice en español ´je cherche du travail´ (busco trabajo)?"

"Les enseñamos expresiones del mundo laboral, sobre todo órdenes, como ´¡Acércame el mortero!´, ´¡Para!´, ´¡Ya vale!´ y ´¡Dame la llana!´"

"Enseguida quieren saber cómo se dice que te duele la tripa o la cabeza y qué tienen que hacer para pedir una receta"

"Aquí, en clase, destacan por la facilidad con que se adaptan a las normas, por su deseo de integrarse en el grupo"

"Además siempre están contentos, pese a que muchos de ellos están en situación irregular, sin trabajo y sin pasaporte siquiera"

"pero en cuestión de un mes empezará a chapurrearlo sin problemas"

"Moussa es capaz de distinguir las letras del alfabeto y escribir palabras sencillas, como , o , pero con algunos de sus compatriotas hay que partir prácticamente de cero, porque son analfabetos"

"y el proceso de aprendizaje no es tan lento como cuando enseñas a los niños"

"Son palabras útiles, porque les ayudan a entablar una conversación, algo fundamental para no sentirse extraños en su nueva patria"

"busco trabajo""quiero trabajo"