El presidente del Partido Popular de Aragón, Gustavo Alcalde, lamentó la excarcelación de los miembros de la banda terrorista ETA, Aitor Lorente y David Pla por no encontrar pruebas sobre su posible relación con el asesinato en Zaragoza en mayo del 2001 del entonces presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad. Alcalde recordó que sí se ha demostrado, judicialmente, que hicieron seguimientos a otros políticos aragoneses a los que acechaban "para matarlos, para que sus comandos operativos vinieran con la información de estos dos individuos y los mataran". El presidente del PP aragonés indicó que "igual no se puede demostrar que participaron en el seguimiento de Giménez Abad, pero hay pruebas de que siguieron a otros". Tras calificar a Pla y Lorente de "tiparracos", el presidente de los populares aragoneses arremetió contra la "obsesión" del presidente del Gobierno por "plegarse y ponerse de rodillas ante ETA. Hay determinados miembros de la Justicia que parece que apuestan por esta tesis negociadora", dijo.

Precisamente, Gustavo Alcalde se refirió a la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de solicitar la reducción de la actual condena que cumple el etarra De Juana Chaos, quien el pasado domingo concluyó una huelga de hambre de 63 días. "Me parece que estamos en una situación absolutamente impresentable", señaló Alcalde.