El único momento en el que la placidez de la visita de Rajoy se trocó por una mueca de incomodidad fue al ser preguntado por los medios por la situación que vive el partido en Calatayud y el enfrentamiento entre el alcalde de la ciudad, Fernando Martín, con miembros de su partido en la ciudad y la comarca. Rajoy afirmó: "Como no me lo explique, no sé lo que pasa en Calatayud, porque no pasa nada. Lo único que sé es que Calatayud es una ciudad muy importante de Aragón y España y que tiene un extraordinario alcalde y que espero que lo siga siendo durante muchos años".

Rajoy se escapaba de este modo de una cuestión que está afectando gravemente a la imagen del partido a nivel provincial, al tiempo que abría la posibilidad a que Martín volviera a repetir candidatura en las elecciones municipales del próximo mayo, a pesar de las voces contrarias a esto. Pese a que el presidente del partido dijo desconocer qué pasaba en Calatayud, el pasado mes de agosto recibió una carta del hijo de un miembro de la corporación municipal bilbilitana en la que se quejaba formalmente del acoso al que estaba siendo sometido su padre y que le había incluso provocado una depresión.

Fernando Martín mantiene un pulso abierto desde hace ya varios meses con el número dos de su lista municipal en el Ayuntamiento de Calatayud y teniente de alcalde, José Antonio Sanmiguel, y la situación se ha extendido ya a otros ediles y cargos del partido en Calatayud. Alcalde ha tenido que intervenir visitando la ciudad en varias ocasiones los últimos meses.