Las operaciones policiales para prevenir la venta de droga durante las Fiestas del Pilar no cesan. Si la semana pasada fue el Cuerpo Nacional de Policía el que detuvo a nueve personas y confiscó un kilo y medio de cocaína, el martes, la Guardia Civil arrestó a un hombre y confiscó 239 gramos de la misma sustancia en dos intervenciones. La mercancía retenida habría alcanzado en el mercado un valor superior a los 14.000 euros, según determinaron los expertos. En uno de los casos, los agentes detuvieron a una persona de nacionalidad colombiana, mientras que la otra investigación todavía continúa abierta y no se ha producido ninguna detención, informó la Delegación del Gobierno en Aragón.

La primera de las operaciones tuvo lugar a las 8.15 horas de ayer, cuando agentes de la unidad de Policía Judicial de la Benemérita detuvieron a José Ulises B. A., un joven de 20 años y nacionalidad colombiana, por un presunto delito contra la salud pública. El implicado fue detenido al hallarse en su poder 118 gramos de cocaína, cuya venta en el mercado le podría haber reportado unos beneficios superiores a los 7.200 euros.

La segunda operación tuvo lugar horas después. A las nueve menos cuarto de la noche, efectivos de la misma unidad de la Guardia Civil se incautaron de un paquete postal que contenía 121 gramos de cocaína. El envío, valorado en 7.364 euros, iba dirigido a un domicilio de la capital aragonesa. En esta ocasión, las actuaciones policiales no se saldaron con ningún detenido. Las investigaciones para identificar a la persona destinataria del paquete siguen abiertas.

El pasado fin de semana, la Guardia Civil también detuvo a un joven por posesión de hachís y un polvo que podría tratarse de speed.