El Ministerio de Medio Ambiente prevé destinar el año que viene el 55,04% de su presupuesto a infraestructuras del agua, el 24,3% a actuaciones relacionadas con la calidad del agua, el 7,25% a programas de protección y mejora del medio natural, el 8,92% a actuaciones en las costas y el 0,91% al apartado de meteorología, mientras el 3,57% restante queda para otros programas.