Los grupos ecologistas y la Federación Aragonesa de Montañismo participarán activamente en el diseño de la protección futura de la zona de influencia del macizo del Anayet, que lleva años atascada por sus repercusiones sobre los proyectos de esquí. El director general de Calidad Natural, Alberto Contreras, se reunió el viernes pasado con representantes de Ecologistas en Acción, Seo BirdLife y la Plataforma en Defensa de las Montañas y les planteó la posibilidad de implicarse, junto con los montañeros, en el estudio del Plan de Ordenación Urbana (PORN).

Sin embargo, el planteamiento de estas entidades ciudadanas se centra en crear el Parque Natural del Anayet para conservar un corredor ecológico de alta montaña. El proyecto frenaría la unión de las estaciones de esquí de Candanchú y Astún con Formigal por el Canal de Izas. Un tema espinoso tras la polémica ampliación de Formigal por Espelunciecha. El parque tendría unas 5.000 hectáreas, e incluiría la Canal Roya y la Canal de Izas, las cabeceras de Espelunciecha, Culibillas y Escarra y el macizo del Anayet con sus ibones y turberas.

Desde hace meses existe ya un principio de acuerdo para el PORN del Anayet, que abarcaría unas 25.000 hectáreas. Contreras ha mantenido reuniones con los distintos alcaldes de los municipios afectados, pero la proximidad de las elecciones estaría desacelerando el proceso.

En principio, las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego y los ayuntamientos de Canfranc, Panticosa, Jaca, Villanúa, Sabiñánigo, Biescas y Sallent de Gállego estarían de acuerdo en unas líneas básicas. El PORN definirá con exactitud los usos de todos los recursos, incluidos los del esquí. Las duras críticas lanzadas por las obras de ampliación de Formigal habrían servido para que el Departamento de Medio Ambiente rectifique y busque la participación de grupos ciudadanos y conservacionistas en la toma de decisiones sobre la protección de la montaña.

Según los ecologistas reunidos con Contreras, el director general se habría comprometido a dar pronto una respuesta sobre la posibilidad de crear este nuevo parque natural.

La protección del Anayet colea desde el año 1989, aunque fue en el 2005 cuando el consejero Boné, señaló que "un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales puede ser una buena herramienta para hacer compatible la conservación del patrimonio medioambiental con el desarrollo social y económico de los municipios del Pirineo".