El proyecto de Presupuestos Generales del Estado prevé que la inversión del Ministerio de Medio Ambiente en las comunidades de Valencia y Murcia supere notablemente a las consignaciones destinadas a los territorios de la cuenca del Ebro.

Así, las dos autonomías levantinas, que suman el 13,82% de la población española, percibirán el año que viene 925,2 millones de euros del departamento que dirige Cristina Narbona, mientras que las siete principales comunidades de la cuenca se quedarán en 800 cuando su población ronda el 27% del total estatal.

Se trata de Aragón, que con el 2,86% de la población ocupa el 49% de la superficie de la cuenca y recibirá 175,8 millones; Navarra, que cuenta con una consignación de 95,15 millones; La Rioja, que percibirá 57,49; Cataluña, que tiene una previsión de inversiones de 320,3 millones, aunque solo la mitad de su territorio pertenece al Ebro; Cantabria, que tiene menos de una sexta parte de su territorio en la cuenca y dispone de una consignación de 91,88 millones, y Euskadi, que aporta al sistema hidrográfico más de un tercio de su superficie y para la que existe una previsión de 61,1 millones. El proyecto de presupuesto reserva para Castilla-León 183,8 millones y otros 316,17 para Castilla-La Mancha, aunque ninguna de las dos comunidades tiene más de la décima parte de sus tierras en la cuenca --la primera, el 8,63% y la segunda, el 1,41%--. Cierra el mapa del Ebro la Comunidad Valenciana, que aporta a la cuenca 84.650 hectáreas de Castellón, menos de la vigesimoquinta parte del territorio de la provincia levantina y casi un 1% del área hidrográfica.

Estos datos fueron expuestos el miércoles ante la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados por Concepción Torquero, subsecretaria del ministerio que dirige Cristina Narbona.

En términos particulares, la inversión que Medio Ambiente prevé efectuar en Aragón supone menos de la mitad de la consignada para Murcia y algo menos de la tercera parte de la que llegará a Valencia. En términos demográficos, la comunidad aragonesa tiene un peso ligeramente inferior al de la murciana --2,86% del total frente al 3,07%-- y se queda en algo menos de la cuarta parte del que tiene Valencia --10,75%--.

Sin embargo, al comparar la extensión, Aragón sale peor parada todavía: sus 47.000 kilómetros cuadrados, que suponen una décima parte del territorio de España, duplican a los 23.000 que ocupa la Comunidad Valenciana y multiplican por 50 los apenas 900 de la Región de Murcia.