El Casco se encuentra en plena eclosión. Frente a los negocios tradicionales de carácter familiar que han pervivido durante generaciones, emergen ahora nuevos establecimientos comerciales de la mano de jóvenes empresarios que buscan locales pequeños, pero con personalidad. Ambos modelos se funden en calles como Méndez Núñez, Espoz y Mina o el entorno de las plazas Santa Cruz y San Pedro Nolasco. Alfonso y Don Jaime quedan reservadas para una minoría.