La plaza de Europa de Zaragoza fue el escenario ayer de un espectacular y aparatoso accidente que acabó con el conductor implicado en el mismo en el hospital. Hacia las 16.30 horas, un coche arrolló en la confluencia del puente de la Almozara y la rotonda dos semáforos y un mupi indicador de temperatura, quedando cruzado en la calzada. La Policía Local baraja el exceso de velocidad como causa del siniestro.

El vehículo circulaba por el puente hacia la margen derecha cuando, en la confluencia con la plaza, invadió la parte central y peatonal del puente y colisionó con un semáforo tipo báculo. Tras el choque el coche volvió a colisionar con un mupi-termómetro, que quedó totalmente destrozado, y con otro semáforo de este tipo. Cuando el vehículo acabo de encadenar choques, quedó finalmente cruzado en la calzada. Al lugar de los hechos acudieron varias dotaciones de Bomberos y de la Policía Local.

El conductor del vehículo, identificado como José Luis L. G., de 35 años, fue trasladado por una ambulancia de Bomberos al hospital Miguel Servet de Zaragoza con lesiones de pronóstico reservado, aunque fuentes cercanas a la investigación del suceso indicaron que su vida no corría peligro. De hecho, aunque inicialmente se creyó que el rescate del conductor podría ser complicado al quedar atrapado en su vehículo, al parecer éste pudo salir del coche por su propio pie.

El accidente produjo daños en ambos semáforos y arrasó totalmente el mupi. Una grúa de grandes dimensiones procedió a retirar el termómetro y personal de la empresa concesionaria de la limpieza de la ciudad, Fomento de Construcciones y Contratas, tuvo que acudir al lugar para limpiar la calzada. Mientras estas labores se prolongaron, quedaron cortados dos carriles de la plaza Europa, en dirección a la Almozara, provocando retenciones.