El centro de Zaragoza recuperará la normalidad de tráfico después de las fiestas del Pilar al mediodía de hoy. El paseo Independencia y la calle Don Jaime, junto con el puente de Piedra, se reabrirán a la circulación rodada y recuperarán su funcionamiento habitual en el momento en el que se concluya la labor de desmontaje de las instalaciones de las fiestas.

Aunque desde el Ayuntamiento de Zaragoza evitaron fijar una hora concreta para la reapertura, se baraja que las calles puedan quedar despejadas al mediodía, una vez que se haya retirado todo el operativo instalado durante la pasada semana de festejos.

Así el puente de Piedra volverá a ser transitable para los autobuses urbanos y los taxis en dirección al centro desde la margen izquierda. Don Jaime se reabrirá al tráfico privado, después de haber permanecido cortada, y lo mismo sucederá con el paseo de la Independencia.

El corte de Don Jaime se efectuó para evitar la congestión del Casco Histórico, principal foco de atracción de las fiestas que ya ordinariamente sufre continuos atascos debido a las obras de remodelación del paseo Echegaray y Caballero.

Por la tarde se habrá recuperado la normalidad en toda la ciudad desde el punto de vista del tráfico.