Más de la mitad de los kilómetros recorridos cada año por los taxistas zaragozanos se hacen de vacío. Así se refleja en las estadísticas oficiales que maneja la Cooperativa del Taxi. Rebajar este porcentaje "de forma considerable" es uno de los objetivos fundamentales que han llevado a este colectivo a modernizarse. Cada taxista tiene que desembolsar 2.000 euros para instalar el navegador y hacer las conexiones eléctricas. No obstante, con las ayudas públicas se espera rebajar esta cantidad hasta los 1.200 euros.En la Cooperativa del Taxi trabajan diariamente unas 70 personas entre operadoras, electricistas, mecánicos, empleados de la gasolinera, lavadero, gestoría y oficinas, recambios y almacén. La introducción de todas estas mejoras tecnológicas no pone en peligro ninguno de estos puestos de trabajo.