La única nota destacable en las carreteras en el día de ayer fueron las retenciones que se produjeron en un tramo de 12 kilómetros de la autovía de Madrid (A-2), a la altura de Alhama de Aragón y en dirección a la capital de España, debido a la realización de obras en la calzada. La Ronda Norte de Zaragoza soportó un tráfico denso durante toda la tarde, pero no se llegó a bloquear, al igual que sucedió en la autovía de Huesca (A-23). Al cierre de esta edición no había retenciones en los accesos a El Burgo de Ebro (N-232). También registraron un tráfico intenso la autovía de Logroño y tanto la Nacional II como la autopista AP-2 en dirección Barcelona.