--La DGA ha frenado el proyecto de construcción de 1.980 viviendas y un campo de golf, ¿qué alternativas buscan?

--El ayuntamiento aún no ha recibido una notificación oficial de la suspensión de este proyecto. Está paralizado, pero todavía no sabemos por qué. Creemos que puede ser por algún fundamento hidráulico, como la construcción de una depuradora propia para que trate tanto las aguas residuales como las pluviales y se pueda reaprovechar en los terrenos de juego. Otros puntos por los que pueden haber echado atrás el proyecto es la falta de un plan de comunicaciones, es decir, si se construye esta zona residencial habrá que comunicar la urbanización con la autovía y hacer una ampliación de la carretera del Zorongo.

--Inurasa era la empresa encargada de ejecutarlo y a cambio obtenían los recursos para construir un edificio de la Universidad San Jorge, ¿qué harán ahora?

--Cuando conozcamos las prescripciones de la DGA haremos lo que sea necesario. Seguimos apostando por esa recalificación del terreno. Tenemos en mente otras alternativas, pero de momento no pensamos en ello, ni siquiera en concederles el sector 17, una zona residencial que está por desarrollar. En cuanto a las obras de la universidad, estarán en el 2007.

--¿Impulsan otros proyectos en el ámbito urbanístico?

--Así es. Por ejemplo, un nuevo parque en la calle conde Aranda, al final de la carretera a Castejón, o la remodelación de la calle Gómez Acebo, para convertirla en un paseo arbolado. Comenzaremos a finales de noviembre. Es una obra compleja, porque contempla cambiar el trazado de una acequia que cruza dicha calle. Lo que queremos es desviarla para erradicar el problema de las humedades en varias casas.

--Las obras de la calle Zaragoza, también son importantes...

--Sí. Es una calle muy deteriorada que comunica Gómez Acebo con la calle Colón. La inversión es de 560.000 euros.

--La mejora de los servicios, ¿es paralela a la construcción de nuevas zonas residenciales?

--Estamos creciendo mucho y esperamos hacerlo más cuando tengamos en marcha las casi 600 viviendas nuevas de protección oficial que vamos a impulsar, de aquí al 2009. Las primeras están a punto de comenzar, son 56 pisos localizados entre la calle Colón y Chile. Habrá otras 120 en la avenida Castejón, junto a la residencia de ancianos. A estas se suman las 434 del sector 18, en la antigua gravera, entre otras.

--Acaban de realizar un estudio sobre el transporte público, ¿qué conclusiones han sacado?

--En el Bajo Gállego habrá en cinco o diez años unas 25.000 personas, cifra que debe tenerse en cuenta para potenciar el flujo de autobuses urbanos. Ahora en cada municipio funcionamos por separado, incluso tenemos diferentes líneas, por ello sería bueno mancomunar el transporte, para abaratar costes y mejorar el medioambiente, ya que la emisión del CO2 se disminuiría. Se podría plantearse una línea que fuera a los tres sitios, pero sin que perder calidad en ninguno de los tres municipios. Por ejemplo, en Villanueva tenemos 22 servicios diarios de ida y de vuelta. Además, pedimos también que se sitúe algún intercambiador de viajeros en Zaragoza, para no tener que ir hasta Delicias.