El autobús que enlaza Garrapinillos con Zaragoza se desviará a partir de mañana por la carretera de Logroño, ante la imposibilidad de circular por la carretera de Garrapinillos, que quedará con un único carril de circulación.

Este cambio se debe a las obras de remodelación de la carretera de Garrapinillos, principal vía de entrada al barrio. Para poder ejecutar la reforma, la empresa adjudicataria tiene que cortar uno de los dos carriles y tanto la opción del paso alternativo como la circulación de los autobuses resultaban peligrosas. Finalmente, se ha decidido que los autobuses de línea entren y salgan por la carretera de Logroño. En compensación, habrá un autobús más.