Alrededor de 25 alumnos y profesores del instituto Tiempos Modernos han sido sometidos a la prueba de la tuberculina para comprobar posibles contagios ante un caso de tuberculosis detectado en un alumno de primero de Bachillerato del centro. Por el momento, los resultados de las pruebas concluyen que dos de las personas analizadas han estado en contacto con la bacteria que origina esta enfermedad --el bacilo de Koch--, sin que, por el momento, pueda determinarse si la padecen o no.

El pasado mes de septiembre, un alumno de este centro de Secundaria, ubicado en el zaragozano barrio del Actur, fue diagnosticado de tuberculosis. El departamento de Salud Pública del Gobierno de Aragón activó entonces el protocolo habitual en estos casos, cuyo objetivo es conseguir un diagnóstico precoz de la tuberculosis para poder comenzar con la medicación adecuada --los fármacos evitan el desarrollo de la enfermedad--. Para ello, se hace un test a las personas más cercanas del enfermo, muy similar a las pruebas de alergias.

CARTAS A LOS AUSENTES Por este motivo, el 3 de octubre se realizó una prueba a los alumnos y profesores que habían convivido estrechamente con el alumno afectado, que consistía en una inyección subcutánea para detectar la infección tuberculosa. En total se realizaron 25 test. Los alumnos y profesores que no estuvieron presentes y que mantuvieron contacto con el enfermo han recibido cartas certificadas en sus hogares para que acudan a realizarse la prueba, según constató el director del instituto, José María Lapresta.

Tal y como confirmaron fuentes del departamento de Salud, dos de las personas que se realizaron las pruebas han dado un resultado "positivo, pero con una positividad muy leve". Las citadas fuentes recordaron también que este positivo solo significa que se ha estado en contacto con la bacteria y en qué grado, por lo que pueden no haber contraído la enfermedad.

Posteriores estudios determinarán si ha habido contagio, aunque en un principio desde Salud se descarta esta posibilidad por la escasa reacción que han mostrado estas dos personas ante la prueba. "Para que haya contagio ha tenido que haber un contacto muy prolongado con el enfermo", indicaron.

A lo largo del año hay alrededor de 300 afectados por tuberculosis en Aragón, cifra en la que Salud enmarcó este nuevo caso. "Simplemente se ha seguido el protocolo habitual con esta enfermedad", concluyeron.