El centro, la margen izquierda y el barrio de Delicias soportan el mayor peso financiero en el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del Ayuntamiento de Zaragoza, que este año supondrá un ingreso de cien millones de euros a las arcas municipales. Estos sectores acumulan edificios y el valor oficial que el Ministerio de Hacienda atribuye a sus inmuebles es, además, de los más altos de la ciudad.

Fiscalmente hablando, los propietarios del distrito Centro tienen los pisos y locales más caros, a 550 euros el metro cuadrado, seguidos de los de Delicias, (382), Casco Histórico (369) y Universidad, cuya superficie construida está valorada por el catastro en 359. Por contra, en algunos barrios, como es el caso de Las Fuentes, pagan cantidades sensiblemente menores gracias a que su precio oficial medio construido es de 172 euros. Los barrios rurales, con 148 en el norte y tan solo 48 en el sur, cierran la lista de los edificios con menor valoración catastral por parte de Hacienda.

El recibo del IBI se calcula aplicando un tanto por ciento --en Zaragoza, el 0,5433-- sobre el precio fiscal de la vivienda o local, así que el importe final del tributo esta relacionado con la citada valoración que realiza Hacienda y con los metros cuadrados que tenga cada propiedad.

232 EUROS POR METRO Este año, el valor medio fiscal del metro cuadrado en la capital aragonesa es de 232 euros. Por encima de esa cifra se sitúan los ya citados del distrito Centro, Delicias, Casco Histórico y Universidad, pero también San José (315), La Almozara (312), margen izquierda (287) y Torrero-La Paz (250).

Por debajo de la media de la ciudad quedan Oliver-Valdefierro (210), las Fuentes (172) y todos los barrios rurales.

Los precios, fijados en la revisión catastral que se efectuó en 1996 en Zaragoza y actualizados cada año por el Ministerio de Hacienda, se sitúan muy lejos de los valores reales que imperan en el mercado. En teoría, deben reflejar el 50% de lo que costaría comprar de verdad el inmueble en cuestión, pero la espiral de precios del sector ha dejado obsoletas las cifras ministeriales.

La próxima revisión se ha aplazado hasta el 2007-2008 para evitar que coincida con las elecciones municipales, pero, cuando se lleve a cabo, la base fiscal del IBI aumentará de forma considerable

Para el catastro, el caserío de Zaragoza, incluidos todos los edificios y locales de la ciudad, vale 20.031 millones de euros; hace cinco años, el precio era de 16.548.

Partiendo de esa cifra, el sector de la capital más valioso sería el del Centro, cuyos inmuebles cuestan, según la valoración de Hacienda, 3.360 millones de euros; junto con el Casco Histórico, que suman más de 5.000 millones.

Otro barrio caro, que paga una elevada cantidad por el IBI, es la margen izquierda, pero esta circunstancia no está provocada porque el metro cuadrado se valore muy alto, sino porque la superficie construida es mucha: 10,2 millones de metros cuadrados, que suponen un valor catastral global de casi 3.000 millones de euros. En número de viviendas tiene 52.715, sin contar locales y edificios dedicados a otros usos.

Pese a que son zonas con distinta superficie construida y diferente valor fiscal por metro cuadrado, el distrito Universidad vale casi lo mismo que la margen izquierda, otros 3.000 millones de euros. Son solo 30.000 pisos --más locales y otros usos-- los que tributan, pero su precio fiscal es mayor, así que el recibo de la contribución resulta más abultado.

Delicias cuenta con 50.000 viviendas y siete millones de metros cuadrados construidos por todo el barrio; el alto valor fiscal de sus edificios, muy parecido al de otras zonas más céntricas, como el Casco Histórico o la de Universidad, hace que el IBI a pagar por cada propietario, y por el barrio en su conjunto, sea elevado.

Frente a los que más aportan se sitúan los distritos que menos pagan. La Almozara, con 11.094 viviendas y un valor catastral de 571 millones, es de los que engrosan poco las arcas del IBI, aunque los recibos son sustanciosos por la valoración del metro cuadrado, la séptima en la lista de doce distritos. Torrero (15.014 pisos), Oliver-Valdefierro (13.562) y las Fuentes (20.115) son también de los que menos aportan.