UN JOVEN de 31 años falleció el pasado domingo como consecuencia de una sobredosis de heroína. Su cadáver se descubrió a las nueve y media de la mañana en una pensión de la zaragozana calle Madre Sacramento, al comprobarse que no respondía a las llamadas en su habitación, donde se halló una jeringuilla. E. P.