Pinseque Un hombre robó ayer, a punta de pistola, entre 8.000 y 9.000 euros en la sucursal que tiene Ibercaja en Pinseque. El ladrón, de entre 45 y 50 años y que llevaba el rostro cubierto por una media, irrumpió en la oficina alrededor de las 9.30 de la mañana cuando solo se encontraba en su interior un trabajador --ya que otro había salido-- y un cliente, mientras que otro estaba sacando dinero en el cajero automático del exterior. El hombre, que según los testigos podría ser español tanto por los rasgos como porque hablaba perfectamente el idioma, amenazó con el arma al empleado para que le entregase todo el dinero que había en las cajas, aunque no se llevó el que se encontraba protegido en la caja central de seguridad. Según fuentes de la entidad, en el exterior de la sucursal no había ninguna persona esperando al ladrón con un coche, aunque suponen que habría un colaborador a unos 50 metros. E. P.