La restauración de la Imprenta Blasco comienza a andar. La Gerencia de Urbanismo ha adjudicado la redacción del proyecto a la empresa Bau Estudio de Arquitectura y Urbanismo, compañía que deberá diseñar el nuevo aspecto de este equipamiento situado en la plaza Ecce Homo del Casco Histórico zaragozano.

En la elaboración del proyecto se van a invertir 77.550 euros, según aparecía ayer publicado en el Boletín Oficial de Aragón.

Esta intervención de recuperación del patrimonio histórico artístico se engloba dentro del Plan Especial de Reforma Interior que el ayuntamiento está realizando en esta zona, situada en la parte trasera de la Audiencia de Zaragoza. A este plan se vincula también el acondicionamiento del palacio Fuenclara, obra ya en marcha que albergará equipamientos públicos.

En la antigua imprenta se conservan todavía algunas de las máquinas originales del proceso de impresión, unos aparatos únicos en la ciudad y que se pretenden integrar en la restauración del local.