Los ganaderos de Biota han sido los últimos en denunciar que los buitres están atacando a su ganado por la falta de comida tras haber sido retirados del municipio los guanos, terrenos vallados, donde se depositaban los cadáveres de animales muertos que alimentaban a estas rapaces. El alcalde del municipio, Víctor Orduna, explicó el problema con el que conviven los ganaderos de la zona. "Ahora cientos de buitres atacan los corrales en cuanto los ganaderos se descuidan cuando jamás habían atacado a animales vivos", relató. Además, los buitres, al intentar acceder hasta el ganado, atacan los corrales y destrozan los tejados. "Da miedo acercarse a las parideras porque hay momentos en que sólo se ven buitres alrededor", apuntó un ganadero. En los últimos días varios han tenido que hacer frente a estos problemas. Por ejemplo, "un ganadero tenía 10 ovejas a punto de parir y tuvo que protegerlas de 200 buitres", mientras que otra corrió peor suerte. E. PRESS