El presidente de la comisión de alcaldes de la Zona Oriental de Aragón y alcalde de Graus, Ramón Miranda, pidió ayer "unidad de acción" a todos los partidos en este litigio. Los primeros ediles de los municipios afectados se reunirán en asamblea la semana próxima para estudiar acciones, cita que será convocada el viernes por la citada comisión de alcaldes. Los políticos locales no descartan convocar una manifestación en la zona que, según el PP aragonés, sería compatible con otra en Zaragoza. Miranda temió que "algunos partidos" desde la capital quieran rentabilizar el gesto del obispo de Lérida desde la confrontación con cataluña, informó Efe.