Lo más madrugadores en ponerse la vacuna de la gripe el lunes en el centro de salud de Rebolería hicieron el viaje en balde debido a una confusión con los envases de las vacunas. Un total de 33 usuarios del turno inicial, a primera hora de la mañana, fueron vacunados por error de tétanos --la vulgarmente conocida como antitetánica-- en lugar de recibir el tratamiento preventivo contra la gripe que tenían previsto. Todos ellos ya han sido localizados y se les citará de nuevo para ser vacunados de la gripe.

Fuentes del Departamento de Salud del Gobierno de Aragón confirmaron ayer este hecho, que ha obligado a que estas personas acudan de nuevo al ambulatorio a recibir otro pinchazo. Al parecer, todo se debió a una confusión del personal sanitario que maneja los envases y las jeringuillas. Ambas vacunas tienen un formato similar y solo se distinguen por variaciones de color en la caja exterior, apenas perceptibles en la jeringuilla.

PRIMER DÍA Se trataba además del primer día del comienzo de la campaña de vacunación antigripal y, más concretamente, del primer turno de vacunación. Hasta que el error fue descubierto, un total de 33 personas --la mayor parte, mayores de 65 años-- recibieron el pinchazo erróneo. De hecho, estos usuarios han quedado ahora protegidos contra el tétanos, una bacteria que entra en el organismo a través de heridas, cortes o pinchazos.

El centro de Rebolería, aseguraron desde Salud, los tiene localizados y ha comenzado ya a llamarlos para cambiar su calendario vacunal, que se actualizará, añadiendo su nueva e inesperada vacuna contra el tétanos. También se les dará cita para que reciban el tratamiento que era su objetivo, la vacuna contra la gripe.

El error no tuvo consecuencias mayores. La vacuna contra el tétanos puede producir efectos secundarios como fiebre, malestar, dolor de cabeza, pero las mismas fuentes explicaron que, por el momento, ninguna de las 33 personas que recibieron el tratamiento por error se ha quejado de padecer estos síntomas.