Los primeros días de la campaña de vacunación contra la gripe son siempre los más largos en los centros de salud, ya que los más obedientes prefieren vacunarse los primeros días, a pesar de que hay seis semanas de plazo. De hecho, las colas se han dejado sentir ya en los ambulatorios aragoneses. La vacunación contra la gripe se recomienda a todas las personas mayores de 65 años y a los menores de esa edad con enfermedades crónicas, así como las mujeres embarazadas a partir del segundo trimestre. También a todas aquellas personas que pueden transmitir la gripe a grupos de riesgo, como profesionales sanitarios, trabajadores de instituciones geriátricas, de centros de cuidados de enfermos crónicos y de pacientes dependientes y mayores; a los profesionales que prestan servicios comunitarios; a los viajeros internacionales y a los que trabajan en granjas avícolas.Ante la campaña, el sindicato de Enfermería SATSE ha pedido un incremento de la plantilla de los centros de salud para poder afrontar con garantías el desarrollo de la campaña.