Un agente de la Guardia Civil, en situación de baja, fue detenido ayer en la provincia de Zaragoza por presuntamente atracar a punta de pistola a un camionero de nacionalidad polaca, en la estación de servicio Bonavía, en el término municipal de la localidad zaragozana de Pedrola. El agente no utilizó su arma reglamentaria, sino una pistola falsa con la que se valió para asustar a su víctima y cometer el robo.

La Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza tuvo conocimiento del hecho a través de una llamada de uno de los empleados de la gasolinera, quien denunció el atraco y la posterior fuga de su autor, que en las próximas horas pasará a disposición judicial, informó la Delegación del Gobierno.

DINERO Y DOCUMENTACIÓN Según el testimonio del conductor del camión a los agentes, fue atracado a punta de pistola en la gasolinera por el detenido, que se apoderó de una cantidad de dinero sin determinar y su documentación. Poco después, sobre las 11.00 horas, las patrullas de la Guardia Civil localizaron el vehículo denunciado e identificaron a su ocupante, J. F. T., natural de Orense y de 35 años, como presunto autor de los hechos. Al proceder a su identificación, el hombre resultó ser agente de la Benemérita.

En su poder estaban todavía la documentación que había sustraido al camionero y la pistola, un arma simulada con la que presuntamente llevó a cabo el robo en la estación de servicio de Pedrola.