El presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza para el 2007, aprobado ayer en Junta de Gobierno, dispara en un 10% el gasto corriente y el de personal. Ante las críticas de la oposición, el equipo de Gobierno PSOE-CHA sostiene que este incremento permitirá abrir centros y servicios para atender a 880.000 personas, una cifra que supera el actual censo de habitantes de la ciudad.

Según el documento que analiza el proyecto presupuestario para su difusión pública, el dinero del 2007 servirá para poner en marcha 24 nuevos equipamientos, algunos de ellos en centros ya existentes.

Desde el departamento de Participación Ciudadana se promete la entrada en funcionamiento del centro cívico de Oliver, con diez empleados que podrán atender, apunta el consistorio, a 350.000 personas. También deberá abrir el año próximo el centro de las esquinas del Psiquiátrico; en este caso, la plantilla prevista es de 11 trabajadores, y los clientes potenciales, 380.000.

Las previsiones son ya más realistas en el caso del centro cívico de Santa Isabel, al que se asignan nueve empleados y 12.000 usuarios. El apartado de equipamiento de participación ciudadana se cerrará con dos centros para personas mayores: el de La Paz, con siete trabajadores y unos 6.000 clientes, y el de San Gregorio, que tendrá el mismo número de puestos y espera solo una clientela de 150 ciudadanos.

En el ámbito de educación y acción social, la previsión de usuarios alcanza los 130.000, para una relación de doce nuevos equipamientos que se pondrán en marcha en el 2007 y que contará con 57 empleados. Son un centro municipal de tiempo libre en Santa Isabel, que atenderá cada año a 13.000 usuarios; las escuelas infantiles de este barrio, La Paz, Actur y Oliver, con 4.000 clientes cada una; dos ludotecas, en Peñaflor y Parque Goya, con 12.500, y dos oficinas de servicios sociales, que se instalarán en el citado Parque Goya y en Casablanca. En este sector, la previsión de usuarios es de 12.500. La relación de promesas de apertura se cierra con la biblioteca tecnológica de la Azucarera, Cubit, que quiere atraer a 25.000 ciudadanos, o otras dos, una en la nueva plaza de Eduardo Ibarra y otra itinerante. Cada una de ellas debe dar servicio a 15.000 zaragozanos.