El borrador elaborado por el Salud contempla diferentes factores que han incrementado la carga de trabajo de los profesionales sanitarios o que provocan una disminución del número de facultativos en el mercado de trabajo. Así, asegura que la inmigración supone un evidente factor del incremento de trabajo, así como el envejecimiento de la población que, en consecuencia, necesita más atención sanitaria. También pone de manifiesto el aumento de la edad de los médicos de algunas especialidades y la falta de recambio cuando esta generación alcance la jubilación. Asimismo, se refiere a la existencia de un mercado de trabajo único en la Unión Europea que favorece que los médicos emigren a otros países donde también se precisan facultativos.