La hospedería de Sádaba saldrá a subasta esta misma semana por segunda vez en un año después de que el pasado mes de agosto cerrara sus puertas, según declaró el alcalde, Cecilio Cavero. El cuarto grupo gestor que se ha hecho cargo de este negocio en sus cinco años de vida, Arturo Cantoblanco, abandonó la gestión el pasado verano rompiendo el contrato con el Ayuntamiento de forma unilateral, alegando que las pérdidas económicas eran demasiado cuantiosas.

El alcalde de la localidad aseguró que existen varias personas interesadas en tomar las riendas de este servicio, a pesar de la mala fama que ha adquirido a raíz de los continuos problemas de los empresarios para sacarla adelante. "Hemos tenido la mala suerte de haber contado siempre con gestores incompetentes", sentenció.

Una declaraciones que no comparten lógicamente ninguno de los responsables de su gestión y que en algunos casos han terminado culpando al propio alcalde de las dificultades para sacar el negocio adelante.

Esta casona del siglo XV, rehabilitada para albergar a los visitantes, abrió sus puertas en 2001 y actualmente cuenta con capacidad para 40 personas. Cavero aseguró que el próximo mes de noviembre se reanudará la actividad e insistió en que el negocio es viable e indispensable para fomentar el turismo en la zona. "Sádaba es una villa con múltiples encantos, pero sin servicios para el turista es difícil su crecimiento", señaló.

Entre los reclamos turísticos del municipio, el alcalde quiso destacar la calzada romana que lo rodea y el castillo medieval del siglo XII que simboliza la "puerta de entrada a las Cinco Villas". Este monumento, que es el principal patrimonio histórico y artístico de la localidad, fue rehabilitado recientemente y ha recibido desde su reapertura este verano más de 5000 visitas durante el pasado verano. Sin embargo, su inauguración oficial todavía no ha tenido lugar, ya que se espera terminar la adecuación de los jardines y contar con la presencia del presidente de la Diputación Provincial, Javier Lambán.