El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, solicitó ayer de los partidos políticos de la comunidad un "máximo de unanimidad" para reivindicar la devolución de los bienes religiosos de las parroquias oscenses que permanecen depositadas en la Diócesis de Lérida.

"Nos comprometimos entonces todos los partidos políticos aragoneses a actuar conjuntamente en este tema, porque así tendremos más fuerza y porque se trata de no hacer ruido sino de conseguir lo que pretendemos todos", subrayó el líder del Ejecutivo aragonés.

En este sentido, mostró su disposición a dialogar con todas las fuerzas políticas en la sesión de control al Gobierno que se celebra mañana en las Cortes de Aragón y a valorar la posibilidad de tomar decisiones conjuntas.

Asimismo, añadió que, como secretario general del PSOE en Aragón, estará de acuerdo con las decisiones que se puedan adoptar "con el máximo" de unanimidad. "Me parecería muy mal que nos dividiéramos", añadió.