La Fundación Picarral celebrará la semana que viene el 20 aniversario del proyecto Topi, el aula taller para jóvenes de 14 a 16 años, que en las dos últimas décadas ha formado a más de 400 jóvenes en riesgo de abandono escolar como albañiles, soldadores y fontaneros. Además, durante este periodo la fundación se ha encargado de facilitar los recursos adecuados para su inserción en el mercado laboral o la continuación de su formación. Actualmente, el proyecto Topi se ha consolidado como una eficaz alternativa a los altos índices de abandono escolar que se están dando en la ESO, contando con un nivel de inserción laboral o educativa de sus alumnos superior al 90%.

La Fundación Picarral celebrará los 20 años de existencia del Topi el miércoles, 25 de octubre a las 19.00 horas en sus locales de Camino de los Molinos, 12. Los orígenes de esta iniciativa se remontan a 1986 cuando la Asociación de Vecinos Picarral inicia unos contactos con la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza para la puesta en marcha de un Taller Ocupacional. Se trataba de canalizar la preocupación por los jóvenes con escasas motivaciones para continuar sus estudios una vez que finalizaban su etapa de escolarización obligatoria (lo que por entonces tenía lugar a los 14 años), pero con algún deseo de recibir una preparación profesional que les permitiera incorporarse al mercado laboral tan pronto cómo fuera posible, evitando así su permanencia en esa peligrosa tierra de nadie --ni escuela, ni trabajo-- que era la calle. La margen izquierda de la ciudad comenzaba también por entonces su expansión urbanística, convirtiéndose en gran medida en un joven barrio obrero en el que el abandono escolar era más patente.