EL JUSTICIA de Aragón ha dado la razón a los usuarios del centro cívico de Las Armas y ha enviado una recomendación al Ayuntamiento de Zaragoza para que adapte el local a la normativa sobre barreras arquitectónicas. Asimismo la institución defensora del ciudadano propone que se ofrezca un espacio más adecuado para desarrollar los talleres. E. P.