IGLESIAS Y BIEL. El pleno de ayer tuvo sus instantes para cruzar agendas ante un café. Es lo que les tocó hacer al presidente aragonés, el socialista Marcelino Iglesias, y al vicepresidente, el aragonesista José Ángel Biel, que a la vista de su ajetreo de los últimos días, que ha hecho difícil un encuentro, optaron por juntarse ayer un rato a solas en la cafetería de la Cámara. Tal vez para tomar la temperatura a su asociación.

IGLESIAS Y ALCALDE. De nuevo protagonista Marcelino Iglesias, esta vez con el líder popular, Gustavo Alcalde. Animó el conservador al socialista a leerse las encuestas para comprobar el descontento que hay en Teruel hacia su partido. Y le replicó Iglesias con una sonrisa: "Si leo las encuestas lo veo a usted ahí (en la oposición) cuatro años más..." Y, como para suavizar, añadió: "Pero ese no es un análisis científico".

IGLESIAS Y TORRES. El socialista enfadó al diputado del PP Antonio Torres al decir que ningún presidente aragonés antes que él había ido a París a entrevistarse con un ministro francés por las comunicaciones. Sacó un papel que daba fe de que su compañero de filas Santiago Lanzuela estuvo en una cita en Toulouse en 1998 en la que hubo un ministro de Asuntos Exteriores galo. Torres creyó que Iglesias mentía. El socialista se había agarrado a un matiz: hablaba de reunirse a solas en París con un ministro, porque en cumbres con altos cargos franceses también ha estado.