Una peatón de más de 60 años invierte tres segundos en recorrer un carril (3,51 metros, aproximadamente). Así lo puso de manifiesto recientemente el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, en un estudio sobre seguridad vial en el que se proponía dotar los semáforos de cronómetros que marquen el tiempo que queda hasta que se ponga rojo.