Zaragoza El grupo Zeta en Aragón quiso sumarse ayer al resto de los aragoneses que donan sangre de forma solidaria. Una unidad móvil de la Hermandad de Donantes de Sangre se desplazó hasta las dependencias del grupo para proceder a realizar extracciones de sangre. Varias decenas de empleados --periodistas, directivos y personal de administración, entre ellos-- quisieron aportar su grano de arena a las reservas del Banco de Sangre de Aragón. Esta ocasión se suma a las otras muchas en las que la hermandad traslada parte de sus efectivos al grupo Zeta en Zaragoza.