La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) ha rechazado la inclusión en los presupuestos de la DGA para el 2007 de una partida destinada a crear una empresa que gestione el servicio de valoración del grado de incapacidad de las personas dependientes.

Esta empresa, aunque tuviera al Gobierno de Aragón como socio mayoritario, se constituiría como una sociedad anónima, en lo que la FABZ considera "un paso más hacia la privatización de servicios públicos de gran trascendencia social, que también se está llevando a cabo en otros ámbitos como la sanidad, con el consorcio de la DGA con la MAZ".

La entidad considera "intolerable" sacar fuera del control de la Administración pública la tasación subjetiva del grado de ayuda que necesitan las personas dependientes.

A juicio de la FABZ, justificar esta nueva forma de gestión apelando a que puede ser más ágil y eficaz es "una excusa perversa y falaz".