La Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera (USO) de Aragón ha ganado la demanda que interpuso al Departamento de Educación del Ejecutivo autonómico por "impedir" la presencia de la organización sindical en una comisión de seguimiento sobre la paga a los profesores con 25 años de antigüedad.

El sindicato no firmó el acuerdo del 29 de julio del 2004 en la mesa sectorial de Educación y por esta causa, según explica la organización, se le excluyó en la comisión de seguimiento creada para negociar la retribución a los docentes con 25 años de experiencia laboral.

Dos años después, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha fallado a favor de USO al considerar que "excluir a un sindicato de algunas comisiones creadas a partir de un pacto que no ha firmado, puede constituir una lesión del derecho a la libertad sindical en cuanto que suponga una limitación y un desconocimiento del derecho a la negociación colectiva".

Ante esta situación, el sindicato solicitó adherirse al acuerdo que en un principio no había firmado para poder participar en el proceso de negociación. En junio del 2006, USO se integró en la comisión de seguimiento formada por la DGA y el resto de sindicatos a través de una addenda.

Fuentes de la Administración autonómica señalaron que el Departamento de Educación siempre "lamentó" que el sindicato no se sumara al acuerdo en un primer momento.