--El panorama que nos presentan los expertos sobre las consecuencias que tendrá la plaga del mejillón cebra en España es catastrofista. ¿Realmente es para tanto?--Sí. Que a nadie se le ocurra llevar a su casa o introducir en un acuario unos mejillones cogidos de un embalse o un río, porque soltarán larvas. Y si un ciudadano entra al agua y se moja la ropa o el calzado, que no la utilice de nuevo sin haberla lavado previamente. Esto no es ningún juego Y los pescadores son los que deben ser más precavidos y desinfectar aparejos e instrumentos de pesca.

--Lleva cuatro años dedicado en exclusiva al estudio del mejillón cebra en el Ebro. ¿Existe una solución a este problema?--En aguas abiertas, como ríos o lagos, no se puede erradicar pero sí controlar. En el 2003, se desembalsó el pantano de Ribarroja 1,8 metros para prevenir avenidas, y hemos descubierto que la medida ha sido positiva. Si se hubiera vaciado hasta unos diez u once metros, que es donde vive el 88% de la población, el resultado hubiera sido un éxito. Otra propuesta es la hidraulicidad de los ríos, provocando crecidas de aguas de manera que no se conviertan en balsas tranquilas para su desarrollo.

hidraulicidad

--¿Y en tuberías y cañerías?--Para la tesis hemos probado materiales con diferentes recubrimientos que previenen su aparición, y hemos ensayado con filtros que dan un buen resultado. Pero son caros. También existen productos ya patentados, parecidos a la lejía, que solo atacan al mejillón y son inocuos, biodegradables y no dañinos para el hombre.

--¿Estos productos se utilizarían en la cuenca del Ebro, ya invadida, o en otros lugares?--El reto es prevenir la aparición en otras cuencas.

--En qué se basa su tesis y cuáles son sus conclusiones.--No voy a avanzar el trabajo, que actualmente está corrigiendo el director del proyecto, Antoni Palau, y se presentará a finales de año o en enero. Pero puedo decir que la especie tiene un comportamiento diferente en el Ebro.

--Concrete.--Existen dos poblaciones distintas de mejillón, el europeo y el americano. Pero en España, la especie ha cogido lo peor de ambos. El europeo es lento en su desarrollo pero su tamaño es grande. Y el americano crece más rápido aunque es de menor tamaño. Pues bien, el español crece muy rápido y es muy grande. Nosotros hemos encontrado individuos de 3,7 centímetros, cuando lo máximo en Europa es de 3 centímetros.--

Qué mala suerte.-- Lamentablemente, cuando el ejemplar mide un centímetro y medio ya es un reproductor. Las cifras en Ribarroja son tremendas. Hemos recogido 16 kilos por metro cuadrado, que es lo mismo que 160 toneladas por hectárea. Solo en Rusia son similares. En Europa no hay tanta concentración.

--¿Alguna diferencia más?--Los mejillones necesitan en España más calor que en Europa para reproducirse.

--¿Qué le ha llamado la atención de este seminario?--Que en Alemania se haya diseñado una red de alerta de calidad de las aguas colocando sensores monitorizados al mejillón.