El 70% de los cánceres de mama son detectados a través de la exploración realizada por las propias afectadas o por sus parejas. Si se tiene en cuenta además que la detección precoz de esta enfermedad incrementa en un 90% las posibilidades de curación, resulta vital que las mujeres conozcan las técnicas para descubrir los tumores y que, a partir de los 50 años, acudan a realizarse las mamografías que indique el ginecólogo o el programa de cribado. Salud incluso se plantea la posibilidad de adelantar la edad de riesgo a los 45 años.

Así lo destacaron ayer asociaciones de afectados y profesionales sanitarios en la celebración del Día Internacional del Cáncer de Mama, que este año tiene como lema A través de una mamografía se ve la vida. "La detección precoz supone asegurarle a una mujer que no se va a morir de cáncer de mama", aseguró la oncóloga del hospital Clínico, Paloma López Marín.

Esta enfermedad supone la segunda causa de mortalidad en las mujeres y, cada año, se diagnostican en Aragón 700 nuevos casos de esta patología. Esto supone que una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida, una incidencia creciente y difícil de controlar. "El hecho es que los casos aumentan y que podemos hacer muy poco para evitarlos. Sí podemos hacer mucho para detectarlos lo antes posible", indicó la especialista.

Y, para conseguirlo, los expertos recomiendan una autoexploración una vez al mes y acudir a los programas de detección precoz. Gracias a esta iniciativa, desde hace diez años se han detectado 700 casos de cáncer de mama entre las mujeres. Por el momento se han realizado 175.000 pruebas de este tipo y la tasa de participación es del 67%.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Aragonesas de Cáncer Genital y de Mama (Amac-Gema), María José Aybar, también apuntó las líneas de mejora que, a su juicio, son necesarias para hacer frente a esta enfermedad. Aumentar la inversión para los equipos de investigación; ampliar el abanico de edad del grupo de riesgo, comenzando a los 45 años: incorporar psicooncólogos y facilitar la segunda opinión.