El próximo periodo electoral en Aragón no está fijado hasta mayo del 2007, con las autonómicas y municipales, pero ayer parecía en las Cortes que la primavera había llegado. Todas las formaciones, con unos u otros motivos se dedicaron a arrojarse datos, o recuerdos, o reproches en un pleno que parecía destinado a la rutina de asuntos ya trillados y que acabó en un rifirrafe como si las urnas estuvieran de fondo. ¿Es contagioso que Cataluña esté en campaña?