Longás La localidad de Longás celebra mañana la fiesta de la pez, que recrea el proceso de fabricación de este producto, tan presente antiguamente en este municipio. Para ello se utilizaban los restos de la roturación del terreno arrancando los restos de vegetales y troncos. Este material se quemaba en un horno y el producto negro que salía servía para marcar el ganado, cubrir embarcaciones como protección o impregnar el interior de botas para impermeabilizarlas. Además, servía a los pastores para preparar emplastes que supuestamente evitaban infecciones. E. P.