Las gamberradas de verano de un grupo de jóvenes de La Cartuja costarán a las arcas públicas algo más de 2.600 públicos. Estos son los cálculos que ha efectuado la alcaldía del barrio rural después de inventariar los daños registrados durante los últimos meses, entre ellos, los causados en el autobús de la Expo 2008 que se pintó con grafito ante la mirada de varios testigos que efectuaron la denuncia correspondiente ante el cuartel de la Guardia Civil.

La lista de desperfectos es amplia tanto en edificios públicos como en recintos al aire libre. En el pabellón municipal se ha roto el buzón. En el colegio, el portero automático, las puertas de los contadores del gas y del agua y cuatro vallas. En la calle Jerónima Zaporta se han destrozado dos bancos y en el parque de Huerto Frisón solo queda en buen estado uno de los 50 árboles que se plantaron en primavera. El tobogán de este parque se ha roto ya tres veces.

"Lo revientan todo a patadas, pero cuando nadie los ve. Y si por alguna casualidad alguien los pilla, da igual, porque como son del barrio no se atreven a denunciarlos por no enfrentarse con las familias", comentó el alcalde del barrio rural, José Ramón Gracia.

La solución no es fácil. En opinión del alcalde, es necesario aumentar la presencia de Policía Local, porque con los agentes actuales no se da abasto para cubrir la demanda de todos los barrios rurales de la ciudad. La unidad se ha reforzado este año con quince agentes y, según anunció el alcalde de Zaragoza Juan alberto Belloch en febrero, está previsto que el próximo ejercicio se incorporen otros trece, de manera que el número total de policías rurales se situará en 52. Este refuerzo se aprobó tras una oleada de actos vandálicos registrados en Casetas.

CARRERAS DE COCHES El alcalde de La Cartuja mostró también su preocupación por la celebración de competiciones de vehículos en el barrio. No es un fenómeno nuevo, pero sí se ha intensificado en los últimos meses. "Tendremos que solicitar de nuevo la presencia del radar, porque es la única solución efectiva y trasladaremos nuestro malestar al consejo de alcaldes de barrios rurales", indicó José Ramón Gracia.