El consejero de Economía, Alberto Larraz, reconoció ayer que la nueva Ley de Cajas de Ahorro no podrá promulgarse esta legislatura, porque es de las "gruesas" y necesita "tiempo y debate". Antes de concluir el borrador se abrirá un periodo de consultas con las entidades. En Aragón operan 23 cajas de ahorros --21 de ellas no aragonesas-- cuyas obras sociales mueven anualmente en torno a 70 millones de euros.

Larraz respondió en las Cortes a una interpelación de Chesús Yuste (CHA) sobre la política del Departamento de Economía hasta el fin de la legislatura. El diputado aseguró que los organismos y empresas públicas se han multiplicado por veinte en las dos legislaturas de gobiernos PSOE-PAR, que gestionan cantidades que equivalen al 16% de los presupuestos de la comunidad y concsideró que la DGA "abusa" de esa tendencia a "vaciar" a la Administración y a hacer más opaca la gestión.

Larraz, que sostuvo que las empresas y organismo públicos solo mueven 200 millones al año, anunció que la DGA ya dispone de un borrador de decreto para crear la corporación que debe coordinar los entes públicos y empresas del Gobierno aragonés, aunque no aclaró si podría ver la luz antes de que termine la presente legislatura.