La diócesis de Huesca estudia la posibilidad de reclamar al Obispado de Lérida algunas de las piezas histórico-artísticas de parroquias rurales que estuvieron adscritas al episcopado catalán décadas atrás y que fueron depositadas entonces en el museo de la capital leridana. Así lo aseguró el obispo de la Diócesis oscense, Jesús Sanz, a los medios de comunicación tras participar en Zaragoza en la presentación de las V Jornadas sobre la Religión en la Escuela.

El responsable eclesiástico, según confirmaron a Efe fuentes del obispado de Huesca, explicó que no se había sopesado presentar antes la reclamación por una razón de "prudencia estratégica" dirigida a no interferir en el contencioso planteado por la diócesis de Barbastro-Monzón para reclamar a Lérida los bienes de sus parroquias.

Sanz destacó que entre las piezas de la diócesis de Huesca depositadas desde años atrás en el Museo de Lérida están obras de gran valor como el Frontal de Berbegal o los retablos de las parroquias de El Tormillo y Peralta de Alcofea. En relación al contencioso por los bienes de las parroquias de la Franja, el prelado aseguró no entender los motivos de la dilación en el retorno, y destacó que los bienes "deben ser devueltos" a sus legítimos propietarios.