Toulouse tendrá una participación activa en la Expo de Zaragoza, tras explicar Iglesias las ventajas que la cita internacional puede tener sobre la ciudad francesa, que difundirá la muestra por Francia. Además, ambos presidentes hablaron también de infraestructuras viarias, para intentar arreglar el déficit de carreteras. Aquí hay más problemas por las reticencias francesas a modernizar trazados que cruzan el Pirineo. Ambos presidentes recalcaron "la necesidad de mantener complicidad, colaboración y cooperación entre las dos regiones en materia de comunicaciones", y buscarán la implicación de ambos gobiernos centrales. Los dos presidentes se ratificaron en la excelente sintonía y alianza estratégica y Malvy, que ahora es presidente de la Eurorregión de la que Aragón se ha ido temporalmente por el litigio del arte sacro, aseguró que esto no es un contratiempo para reforzar las relaciones bilaterales.