El portavoz del grupo municipal del PP, Domingo Buesa, denunció ayer la "tala injustificada" de árboles y los problemas que soporta cada día el cuerpo de Bomberos de Zaragoza desde el inicio de las obras en Violante de Hungría. Buesa acusó al alcalde Belloch de incumplir las prescripciones del servicio de Bomberos que requerían en esta obra vinculada a la remodelación de Eduardo Ibarra unas salidas adecuadas para los vehículos de socorro. "He presenciado cómo un camión de bomberos estuvo atascado durante cinco minutos sin poder salir de Violante de Hungría", dijo Buesa. A juicio del portavoz popular, el alcalde debe ponerse "manos a la obra" en la aplicación de un plan de tráfico "serio". Con respecto al retraso de las obras de paseo Teruel, Buesa hizo una lectura "electoralista" de la demora de la reforma. El edil del PP calificó de "desprecio" el comportamiento de Belloch con los vecinos de la zona centro. El lunes se aprobará una modificación presupuestaria de unos 2,5 millones de euros, que incluyen el cambio de destino de la partida económica del paseo Teruel. "El equipo de gobierno PSOE-CHA prefiere destinar estas partidas a proyectos que les rentan más electoralmente como un ciclo de jazz", indicó la concejala María Jesús Martínez del Campo, quien lamentó que se haya recortado la inversión para la ciudad en más de 3,6 millones de euros en lo que va de año. Por su parte, el aragonesista Manuel Blasco reiteró las críticas a Belloch y el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar, por su falta de compromiso con el tranvía, por haber presupuestado tan solo 125.000 euros en el 2007.