Los vendedores del Mercadillo del Príncipe Felipe volverán a concentrarse en la plaza del Pilar para exigir al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que busque una nueva ubicación para su rastrillo, puesto que el emplazamiento actual no les resulta rentable. La Plataforma en Defensa de los Derechos del Mercado ha solicitado permiso a la Delegación del Gobierno en Aragón para concentrarse cada lunes.

El PAR salió ayer en defensa del colectivo recordando al alcalde de Zaragoza que se ha cumplido el plazo de seis meses de prueba que estipulaba el convenio del traslado de los comerciantes desde Romareda al entorno del pabellón Príncipe Felipe. De ahí que proponga celebrar una consulta entre los vendedores sobre la reubicación del mercadillo en otro lugar.

Desde el área de Participación Ciudadana indicaron que en unos días se presentará el estudio económico elaborado por la Cámara de Comercio y que, en función de sus conclusiones, se adoptarán unas medidas u otras.