Los vecinos de Torrellas y Los Fayos van a ver materializada una de sus principales demandas. Las máquinas trabajan ya en el acondicionamiento del camino vecinal CV-639 entre la carretera N-122 y Los Fayos, que cruza Torrellas. Como explica la primera edil de esa última localidad, Pilar Pérez, "ha costado mucho tiempo, exactamente 16 años, pero al final lo hemos conseguido".

La obra está impulsada por el Ministerio de Medio Ambiente y se encuentra incluida dentro de las compensaciones comprometidas por la construcción del embalse del Val. Las obras podrían estar finalizadas en el mes de febrero.

Los trabajos del proyecto y acondicionamiento del camino vecinal CV-639 entre la carretera N-122 y Los Fayos fueron licitados por la Dirección General del Agua del Gobierno central por un presupuesto de 791.378 euros, y por fin han sido adjudicadas después de varios intentos fallidos. De hecho, estas obras ya habían salido a licitación durante los últimos años en varias ocasiones, pero algunas de ellas quedaron desiertas, mientras que en otro de los casos, hace dos años, la empresa adjudicataria renunció finalmente a construir por los problemas existentes para la expropiación de unos terrenos.

Los alcaldes de los municipios más beneficiados por la medida, la de Torrellas, Pilar Pérez, y el de Los Fayos, José Luis Vela, han mostrado su satisfacción por el inicio de las obras. "Es una actuación muy importante para todos los vecinos de la comarca, ya que permitirá mejorar de forma notoria las comunicaciones entre estas dos localidades", aseguraron ambos ediles.

De momento, han comenzado los trabajos de movimiento de tierras y adecuación del nuevo trazado, que discurrirá por fuera del casco urbano de Torrellas y que permitirá rectificar las curvas del tramo entre esta población y Los Fayos.

UN TRAZADO PARALELO AL ACTUAL El trazado discurre paralelo a la actual calzada, aunque duplicará su anchura y mejorará la seguridad de esta vía. Según apunta Pilar Pérez, la empresa adjudicataria pretende adelantar las obras, por lo que se trabaja al mismo tiempo en la limpieza del terreno por el que pasará la carretera y en las redes de abastecimiento y desagües.

El tramo que une Torrellas con la carretera N-122 será cortado en unos días, aunque no supondrá graves problemas para los vecinos de los dos pueblos. Esta localidad cuenta con otra calle de acceso desde la misma carretera nacional mientras que los vecinos de Los Fayos, que también se verán afectados, podrán acceder a su pueblo por una vía construida también por el Ministerio de Medio Ambiente para el traslado de materiales durante la construcción del embalse del Val.