El zaragozano afectado por el error médico en el hospital Miguel Servet solicitó asistencia a la Asociación del Defensor del Paciente, cuyo abogado en Zaragoza, Ricardo Agoiz, presentó hace diez meses una reclamación administrativa ante el Gobierno aragonés. El acuerdo se alcanzó el pasado día 10 y esta misma semana se ha entregado la indemnización al afectado sin tener que llegar a la vía judicial. "Fieles al principio de que un mal acuerdo vale más que un buen pleito, el paciente y su familia decidieron aceptar la cantidad ofrecida por el Salud, que siempre es inferior al daño causado", explicó el letrado. En su opinión, una resolución judicial podría haber elevado la indemnización en 30.000 o 40.000 euros, pero, para llegar a ella tal vez hubieran transcurrido siete años debido a la lentitud del procedimiento y a la posibilidad de recurso de las partes. De ahí las ventajas que ofrece la resolución extrajudicial, siempre más rápida y menos costosa para los implicados. Según fuentes jurídicas, el sistema sirve para solventar la mayoría de los conflictos del usuario con la Administración, aunque tienen más resonancia mediática aquellos casos que se trasladan a la vía judicial.