La limpieza convencional no basta para dejar las calles del entorno de Conde Aranda en buen estado. El pavimento, aunque renovado hace unos años, ofrece un aspecto gelatinoso en vías como San Martín, Miguel de Ara y la propia calle de Conde Aranda, alrededor de Escolapios.

El motivo, según la Asociación de Vecinos Conde Aranda, se encuentra en los hábitos de los ciudadanos que viven en esta zona, sobre todo, de aquellos procedentes de otros lugares y que desconocen las ordenanzas existentes sobre el consumo de alcohol en la vía pública o el vertido de las bolsas de basura.

"No estamos hablando solamente de las personas inmigrantes, sino de un problema de concienciación general de todos los ciudadanos y de los comerciantes de la zona, porque influye mucho la existencia de tiendas en las que se vende alcohol hasta altas horas de la noche y se fomenta que la gente se concentre en la calle para beber. Lo dejan todo hecho un asco", valoró María Luisa Santafé, presidenta de la asociación de vecinos.

La propuesta del colectivo para erradicar este problema pasa por poner en marcha una campaña de concienciación e información destinada a modificar los hábitos. "Carteles, panfletos, charlas... De lo que se trata es de llamar la atención acerca de lo que no se debe hacer, porque en muchos casos la gente no es consciente de que sus costumbres suponen un esfuerzo extra para los encargados de la limpieza", concretó Santafé.

Como puntos especialmente sucios, la presidenta remarcó la calle San Martín, Conde Aranda (entre Miguel de Ara y el colegio Escolapios), la calle Cerezo y el entorno de San Pablo en dirección hacia el sector de Pignatelli.

Santafé prestó también especial atención a los comercios. "El ayuntamiento debe realizar un esfuerzo extra en la recogida de cartones y material de embalaje que desechan los comercios, porque contribuyen a crear esa sensación de descuido", indicó. La presidenta subrayó que las brigadas municipales de limpieza realizan bien su trabajo, pero incidió en que no basta con recoger. Hay que prevenir.